¿Cómo promover el empoderamiento femenino a través de las TIC?


Es una pregunta recurrente y no por ello su respuesta práctica resulta más sencilla. ¿Cómo promover el empoderamiento femenino a través de las TIC?

 

Aquí van algunas sugerencias …

    • Reconocer e involucrar a las mujeres en los proyectos no sólo como receptoras sino también como agentes de desarrollo y cambio.
    • Facilitar acceso de las mujeres a los recursos materiales y simbólicos necesarios para mejorar su calidad de vida.
    • Potenciar las habilidades y capacidades de las mujeres.
    • Valorar el trabajo de las mujeres y su aportación a la sociedad.
    • Mejorar la autoestima y seguridad de las mujeres.
    • Fortalecer la participación femenina en la comunidad y en la toma de decisiones.
    • Transformación social hacia la corresponsabilidad.

Una primera opción a explorar es la construcción de REDES electrónicas de mujeres, como una apuesta por favorecer espacios “privativos” en los que las mujeres participen y canalicen sus propuestas siendo protagonistas de las mismas. La creación de redes de mujeres obedece más a una cuestión de construcción de la identidad de género dentro de las posibilidades que nos ofrece Internet.

Es importante aprender a rentabilizar al máximo los recursos (Internet) adaptándolos a nuestra propia identidad para conseguir ser verdaderas partícipes de la creación de propios modelos.

La web, un boletín, una lista podrían ser buenos medios para difundir las oportunidades que existen. Las organizaciones pequeñas no pueden estar pendientes de las posibilidades que existen a través de los boletines oficiales de organizaciones internacionales o gobiernos. Es necesario una mayor toma de conciencia sobre la igualdad de género.

Necesariamente hemos de plantearnos también alternativas integradoras de una mayor pluralidad de identidades, en las que mujeres y hombres participemos conjuntamente desde la clave de la equidad de género.

Las redes electrónicas de comunicación ciudadana son experiencias de fortalecimiento de las organizaciones civiles, promotoras de acciones positivas y alianzas estratégicas.

Y además, es importante promover de manera activa la colaboración activa entre REDES: cuantas más REDES seamos incidiendo conjuntamente en propuestas de desarrollo, más posibilidades tendremos de avanzar hacia una sociedad realmente inclusiva.